IV BTT CASTILLO DE CORNAGO.

ME GUSTA ¿TE GUSTA?
Un año más estamos de vuelta en Cornago, a disfrutar de esta marcha ya indispensable dentro del calendario betetero riojano.
Y gustosamente, me toca hacer de nuevo la crónica; de las características técnicas de la marcha poco que añadir a la del año pasado –aquí la tenéis, así que a leer, majetes¡¡¡ http://www.kddsriojanas.es/ver_noticias.asp?id=1098 -. De reseñar el cambio introducido en el primer bucle, con una ascensión alternativa y la inclusión de una senda de descenso de fácil trazada para el disfrute de todos nosotros.


Bien, pues si la descripción de la ruta está hecha, solo queda intentar ser gracioso en la redacción de la presente, pero claro, esto es muy jodido; hace pocas horas Montoro dijo, con todos sus cojones, y sin escapársele ni la más leve de las sonrisas, que los salarios en España están subiendo moderadamente. Ole, ole y ole. Ante esto, cualquier intención de darle una vis cómica a esta crónica carece de cualquier sentido. Ante este Miguel Gila de la política, este Faemino de la cosa pública, este Leo Harlem del Congreso, solo queda quitarse el sombrero. Tú eres el puto amo.


Agotándose las posibilidades de enfoque y desarrollo de la crónica, solo queda, en clave personal, contar las bondades de esta marcha, contar mi IV BTT CASTILLO DE CORNAGO.
Me gusta el cariz de jornada (s) de amistad y convivencia que para mí ha adquirido la marcha; nos juntamos los habituales de la bici con familia, para disfrutar de una mezcla de las pasiones que nos mueven – btt, hijos, naturaleza, gastronomía-. Sí, me gusta.
Me gusta cómo año a año los organizadores y colaboradores tratan de mejorar los diferentes detalles con capacidad de ser mejorados.


Desde la promoción de la marcha y por ende, del pueblo, a través de sus representantes y del nutrido grupo ciclista local, mediante un precioso vídeo promocional realizado por el amigo y compañero ciclista Eduardo Clemente – http://vimeo.com/user20903120/castillo-de-cornano -, que conseguirá que si algún ciclista duda en realizar la marcha, no se lo piense dos veces.


Desde el marcado de la ruta; este año, la novedad de la señalización vertical, para facilitar la visión al ciclista con una antelación suficiente, me ha parecido un puntazo.
Otras zonas, como la trialera del monte de La Cruz, de nuevo perfectamente balizadas, guiando la trazada en los pasos más comprometidos.


Desde la gran cantidad de colaboradores para dejar testimonio gráfico del desarrollo de la prueba; fotos por doquier, y los vídeos de Isidro Espada, que año tras año cuelga con rapidez inusitada, y que nos permite experimentar la ilusión de vernos en pleno esfuerzo, cual “Hermidas” o “Colomas” al uso, je,je
Me gusta…no, me encanta lo del bocata recién hecho al finalizar la prueba; regado con una cañita, inmejorable.


Me gusta la gran cantidad de componentes de la AD Kdds Riojanas que nos hemos congregado este año; el color rosa era muy, muy numeroso, parecido al de el equipo local, aunque también abundó el rojo sandalio, el blanco/naranja roller bikero, y en menor medida otros como el verde pinchazo, el blanquirojo vianés, el amarillo basculero, etc…


Me gustan los bikers que en las bajadas estrechas, piden paso con educación y buenos modales; el sentido común es la mejor forma de manejarse en la vida, y por extensión sobre la bici; uno que es consciente de sus limitaciones en los descensos, trata de no suponer un obstáculo a los más rápidos, apartándose antes incluso de lo normal, para no transformarse en una chicane móvil al estilo Narain Kartikeyan; pero alguno hay que el paso lo pide de malas maneras, o no lo pide; esos NO ME GUSTAN; si tan rápido eres bajando, parece que subiendo no lo eres tanto, porque vas detrás de mí, así que, tranquilidad y buenos alimentos.
Me gusta la chiqui ruta para aficionar a los bikers del mañana; un buen grupo de chavalillos se aventuró a realizar la marcha que la organización les preparó. El relevo está asegurado.

Y a vosotros, ¿Qué os gusta o no os gusta? El apartado de comentarios está abierto.

Y de la ruta propiamente dicha, resumir que nos juntamos unos 130 locos de la bici; el terreno en muy buen estado, la distancia final de unos 61 km., con un desnivel total de unos 1700 metros; un primer bucle de unos 45 km., donde se acumula más del 80% de la ascensión de la marcha, en el que el cuentakilómetros parece no avanzar, y que tiene entidad propia para conformar por si solo una marcha exigente. El segundo, con la ascensión a Valdemadera, es rodador a tope, lo que permite, si las piernas responden, maquillar un poco la media final.


Agradeciendo como todos los años la hospitalidad del pueblo, y los desvelos organizativos de Raulete y su grupo, así como del resto de colaboraciones desinteresadas, solo nos queda comenzar a restar días para  la que será la quinta edición de esta gran marcha. ALLÍ ESTAREMOS.

 

COMENTARIOS

Añade tu comentario

lukas

13/10/2013
La verdad que creo que es una de las marchas más duras de por aquí, más que otra cosa por el tipo de terreno que no descansas ni en las bajadas...

Diesel

13/10/2013
Si, es dura, pero merece muy mucho la pena, y eso que yo en las bajadas sufro como un perrete, je,je