Senda del Plandero y Peña del Cura.

Aprovechando que los días vienen buenos, hay que hacer rutillas de postín, de esas de emoción visual y de pedal. Así que volvemos a Moncalvillo, la idea era bajar por Plandero y volver por peña del cura, que la última vez, tuvimos que atajar por carretera que el tiempo se nos tiro encima, y bueno, hoy también, cosa de los que no llevan tubeless.

Salimos de Logroño, dirección Navarrete por el camino de Santiago, desde Navarrete, nos vamos por el pantano del Valvornedo y de allí a Hornos, caminos en perfecto estado, marcados del centro Moncalvillo y sin mucho inconveniente.

Iniciamos el ascenso al Moncalvillo por los pastizales, bonita y tensa subida que cuando se introduce en el bosque se vuelve una alfombra de hojas, hay humedad de algún rio que cruza y casí no se deja, aunque la pendiente es suave no tiene ningún descanso.

Llegamos al asfaltado y reponemos fuerzas en la fuente. Ascendemos un tramo por carretera para coger el camino de Santa Coloma que dejamos a los pocos metros, para finalizar la subida por la cuesta de las nenas, se sube bien, el terreno algo pedregoso y con considerable desnivel en los tramos finales. Luego nos enfrentamos al cortafuegos, que estaba todo congelado y no quiso dejarse.

Primer pinchazo, así que coronamos lo poco que queda por el asfaltado, y nos vamos dirección, Torrecilla, ahora este cordal está un poco destrozado, de roderas y barro, pero lo solventamos sin más inconveniente, hasta que se acaba. Desde la cima de La pradera, se contempla perfectamente el cerro Plandero, donde se incia la senda que baja a Torrecilla, en vez de seguir el camino decidimos atajar por la pradera que nos parece ciclable. Y fue todo un acierto, aunque a veces estás aventuras fallan y te toca patear, en está ocasión, no creo que tome esa senda ya por sitio distinto.

La senda que nos deja en Torrecilla, es fácil, rápida y divertida, va al raso y el suelo es pedregoso sin sustos, tal vez la peligrosidad la tenga en la velocidad que se llega a coger, al fondo la senda casí se pierde entre los prados, pero no tiene perdida y nos deja en el camino asfaltado que viene de Torrecilla.

Progresamos por él, hasta Nestares y de allí entramos en la senda del Peña del Cura, principio por pista de ganadería, la zona de la ganadería algo sucia de chapapote, y un buen repecho para entrar en la senda, finalizado en un buen escalón, aquí estamos un rato, a ver si se sube. Seguimos en ascenso más suave, combinado con tramos en descenso, hasta introducirnos en el carrascal, aquí se progresa rápido, la encuentro más limpia que la última vez, pero luego tenemos un trozo, corto, la verdad que es corto, pero entre piedras, peralte, ramas, tiras de pie un poco, aquí el amigo pincho dos veces.

Reparamos y seguimos que ya tenemos la hora encima, así que finalizamos la senda, entramos en el camino del Solbes y por el para abajo para volver por la carretera, la idea era ir a Panzares, Castañares, y subir por la senda de las Planas para volver por Sorzano, pero es lo que tenemos, así hay excusa para volver.

COMENTARIOS

Añade tu comentario

pedro

20/01/2015
paisajes bonitos y verdes