Sendas de Arao y Clavijo

Bonita ruta, que aprovecha gran parte de los sendero que empiezan o terminan en cerro Arao, y que nos permiten, disfrutar de su dureza y técnica sin tener que tomar altura, que con los tiempos que tenemos están llenos de nieve, es la típica ruta de efecto mariposa, vamos por aquí, y ahora? Por acá , Y ahora?

Salimos de Logroño por los habituales caminos que nos llevan paralelos al Iregua hacía Viguera, ya pasado Nalda, decidimos enfrentarnos a la subida del Cubaldón, así que para calentar iniciamos el ascenso por el que nos sube a la ermita de Villavieja, pasado este tramo asfaltado, toca enfrentarse a uno de los ascensos ciclables más duros de esta zona, es medio kilómetro donde se ascienden 200 metros hasta los corrales de cerro Traidor, con una constante superior al 20%.

Una vez llegados a cerro Traidor, se inicia el sendero propiamente dicho, y aquí baja la pendiente bastante , aunque un tramo muy técnico y embarrancado nos obliga a poner tierra, será el único punto de este sendero, ya entrados en el bosque el desnivel decrece a lo que se llama falso llano, aunque el cansancio que llevamos acumulados de atrás, evitan que lo tomemos con muchas alegrías.

Ya en las praderas continuamos el ascenso para bajar por la senda de las canteras, muy rodada y con trazadas perfectas, con nula o escasa dificultad, y muy rápida nos deja en las canteras. Ya desde aquí decidimos volver a ascender por la senda de Miraflores, un ascenso muy bonito, tendido pero muy constante con muy buen firme, y su única dificultad es una Z al cruzar el arrollo. Esta nos devuelve a las praderas de cerro Arao, hoy con nieve.

Desde aquí buscamos la senda del pilón para bajar por la senda de Luezas, de estas poco hay que decir, aunque la de Luezas está algo más dura que lo habitual, porque se ha soltado mucha piedra, imaginamos que del alto transito que tiene, aunque siempre es una gozada.

Ya en la pista decidimos volver por Clavijo, por aquello de volver cuesta abajo, así que en la fuente, desvio a la derecha y iniciamos la subida por una pista en muy buen estado, bastante llevadera una vez pasada la curva a izquierdas, dejamos el ascenso a los enterramientos para buscar el que nos lleva a Clavijo, para descender por un pequeño tramo de senda sin complicación a la misma pista unos metros más adelante.

 

Nos acercamos a la campa de los enterramientos, y subimos hacía Clavijo por la senda, subida tenue y sencilla, aunque algún paso de piedra hoy húmedo por la poca nieve, hacía que perder tracción fuera más fácil.

Ya en la pista principal decidimos descender por el atajo, hoy una verdadera pista de patinaje, aunque el tramo es corto y nos devuelve a la pista, viendo la prontitud del día, continuamos por la cuesta del contraespino, a coronar en el Rodalillo, y descender de él por la senda de la pradera, esta tiene un primer tramo que es muy rápido y visualmente muy bonito, nos deja en la pista a pocos metros ya de Clavijo.

 

Desde Clavijo bajamos por los habituales hacía Logroño.

 

Ruta que no gana mucha altura, pero que acumula ascensos muy duros, como el cubaldón y el contraespino, con otros más tecnicos, y los descensos en general sin mucha complicación técnica, vamos de esas que se disfrutan metro a metros, y al final te dejan lomado.

Powered by Wikiloc

COMENTARIOS

Añade tu comentario