Senderos de las Alpujarras.

En está ocasión volvemos a está zona riojana que presenta una gran deforestación debido a la antigua presión ganadera, excepto los bosques de rebollos que van ganando terreno y la repoblaciones de pinos, el paisaje es asolador y deja a la vista la sierras circundantes, pero los senderos antiguos se plagan de piedras, escobas, abrojos y zarzas, así que teniendo claro lo que nos vamos a encontrar, aunque no preparados, mejor calcetín largo...

Salimos de Logroño, dirección Ribafrecha, por los habituales caminos, en está ocasión decidimos iniciar el ascenso por el barranco de las majadas, que cogemos en la primera curva pasado el puente, siendo en un principio bastante duro, debido al estado del terreno, pero que a los pocos cientos de metros, se sube tranquilamente, sólo hay un desvio a la izquierda (si vas a la derecha se acaba a los pocos metros en una granja), hasta que llegamos a una portilla, aquí pillamos una senda, con un primer tramo complicado, con un par de escalones en subida, pero que según pasamos la pista es perfectamente ciclable.

Ya en la pista principal nos vamos acercando a la antigua cantera, desde aquí nos dejamos caer a la pista que nos lleva a Zenzano, ahora con muchas marcas para no perdernos, subida suave y tendida pero siempre en subida, aunque pasado Zenzano, nos metemos a la derecha por el antiguo camino, hoy convertido en senda de subida, pero que ataja bastante a cambio de un mayor desnivel.

Continuamos por la pista, siempre fácil, pasado el cruce de Soto, a poco nos encontramos con el de Bucesta, aquí seguimos a la derecha, dirección Santa Marina, siempre en ascenso hasta llegar a Peña Horcajada (1333 m) punto más alto de la ruta, y mayor cima de la zona, desde aquí un pequeño y breve descenso nos deja en Santa Marina, donde podemos reponer agua.

Salimos del pueblo por la carretera, y a los pocos metros salimos por una roderas, un poco de ascenso, seguimos las roderas hasta unos panales de abejas, ya desde aquí es bajar las praderas hasta llegar al rio Reinares, que ahora no dejaremos hasta este despoblado, la senda es sencilla y fácil de seguir, hasta que se ancha y hay que girar a la izquierda, a la derecha saldría al cruce de la carretera con el Collado.

El mayor problema técnico es la subida al pueblo por un antiguo puente de piedra, y la cantidad de piedras caidas de los edificios derruidos nos hacen tirar de pata unos metros, ahora toca bajar al fondo del barranco a buscar el rio de nuevo, bajada fácil por praderas, cruzamos el rio, y comienza un sendero fácil y sencillo, algo sucio del poco uso, alguna zarza nos invade, hasta que en una curva cerrada empieza un fuerte ascenso, que añadido a la cantidad de piedras, escobas y retamas que nos salen al paso, nos obligan a andar estos últimos metros, una vez coronamos, el sendero se vuelve más dócil y nos deja directamente en el Collado. (Personalmente me pareció demasiado sucio para disfrutarlo)

Despues salimos del pueblo por una antigua senda que nos lleva a la hoy derruida ermita del Santo Cristo, a partir de ella la senda se complica, y se llega perder en una llanada, pero sólo hay que seguir recto y sin introducirse en el bosque de rebollos, vuelve a aparecer y finalmente se ancha por la acción de un buldocer de alguna obra de traidas de aguas, al final con un fuerte desnivel nos deja en la confluencia de los barrancos del silo y el collado, y a los pocos metros con el ya barranco de San Martín.

El barranco en este tramo es sencillo, debido a la acción del bulldocer, aunque se va cerrando es limpio y bastante ciclable, sin perdida alguna, pero con alguna traba técnica sencilla, hasta llegar a San Martín, aquí pasamos el puente y seguimos la senda, está perfectamente marcada, pero los abrojos la han cerrado demiado y lacran nuestras piernas sin misericordia, la senda tiene algun tramo exigente por la cantidad de piedra, pero lo suficiente para poder disfrutarla, antes del final tomamos el desvio que nos deja en la carretera de San Martín, desde aquí bajamos para tomar el camino que nos deja en Ventas Blancas, ya desde aquí sin mucho inconveniente, siempre por caminos en buen estado hasta Murillo, Villamediana y a casa, algo cansados, escocidos en brazos y pies...

Se puede decir que la ruta tiene de todo, la primera mitad hasta Santa Marina, se cicla muy rápido y se hace casi todo el desnivel, el tramo de subida al Collado no me gusto nada, muy sucio, del Collado a San Martin, se lleva bastante bien, pero luego esta muy cerrada y de corto se sufre, la vuelta a casa por el camino más rápido.

Más fotos aqui

Track en wikiloc

Santa Marina por la senda de la rueda (al reves)

Santa Marina por la senda de San Martín (al reves)

senderos de las Alpujarras riojanas

 

Powered by Wikiloc

 

COMENTARIOS

Añade tu comentario