Días de vino y rosas.

Días de vino y rosas.

Puerto del Recilla, senda de La Rosa y del Cristo.

 

El puerto de Recilla, está situado en el collado que forman las cimas de Cervera y Recilla, bello pico calcáreo, cuya silueta se distingue perfectamente en toda la aproximación desde Logroño , el ascenso se inicia desde Laguardia, por la pista que pasa por el poblado paleolítico de la Hoya, y que sigue ascendiendo por el Gr que se dirige al puerto del Toro, el camino da paso a una estrecha senda, ahora ciclable, gracias al nuevo trazado de una gran curva (objeto hoy de nuestro viaje).

Así que salimos de Logroño dirección el Cortijo, entreteniéndonos en las sendas del cerro del Belén y el Cortijo, luego seguimos el Gr del Ebro, para pasar a La Puebla por la carretera y desde alli, continuar siempre ya en ascenso por el Gr, dirección a Laguardia pasando por el complejo lagunar, alguna seca a día de hoy.

Cruzamos la carretera, y continuamos por el Gr y por la laguna de Prao Paul, para cruzar hacía el poblado prehistórico de La Hoya, y seguir ya en fuerte ascenso, primero asfaltado y luego de grava, con varias Zs, por el Gr que sube al puerto del Toro, antes de llegar a él nos desviamos a la izquierda y continuamos por pista, pasamos la senda que viene del puerto del Toro (recién re-acondicionada,) otro fuerte repecho y entremos en la senda que nos lleva al puerto del Recilla.

El principio es sencillo, a los pocos metros tenemos un desvío y tenemos que coger el de la izquierda, que ahora sube suave y llevadero, un giro a la derecha, nos sube el desnivel, y la grava del terreno dificulta en algún tramo la tracción, otro giro a la izquierda, y vuelve a aumentar el desnivel, ahora con algún tramo largo de piedra, que dificulta el ascenso, pero finalmente suaviza para terminar coronando en un tramo algo cerrado de boj.

Ya coronados pasamos al lado norte de la sierra de Cantabria, y entramos en los sombríos hayedos de esta zona, el descenso, es sencillo, aunque se ve intercalados por tramos de fuerte dificultad. Desde aquí seguimos en suave ascenso, aunque con algún repecho considerable, al puerto de Pipaón, a pocos metros del de Herrera, aquí bajamos un poco por la carretera para recoger agua en el merendero, y por no deshacer lo andando atajamos por el monte, unos con mayor suerte que otra, la pista esta un poco más arriba.

Ya en la pista, transitamos por ella, menos de un kilómetros para en una explanada entrar en la senda de la Rosa, que nos baja a la ermita del mismo nombre, ahora en ruinas. El inicio es un poco complicado por una rodera oculta, luego mucha pendiente y piedra suelta, pero en cuanto te adentras en el bosque de Rebollos, se torna, fácil, disfrutona, con mucha curva y rápida.

Termina en una pista con fuente, pero al poco volvemos a la izquierda para seguir ascendiendo, y buscar la senda del Cristo. El inicio de la senda es muy sucio, tal vez merezca la pena bajar unos metros por el cortafuegos y pillarla más abajo. Luego se convierte en otra senda rápida, y limpia, con algún obstáculo en forma de escalón todos salvables, siempre a la sombra, embutida en el bosque de rebollos, nos deja directamente en la ermita que le da nombre, donde tambien tendremos agua.

Desde aquí, ya vamos buscando pistas, que nos acercan a Leza, Laguardia y finalmente La Puebla, donde yo me quedo, y los compañeros continúan por el camino de Logroño hacía el punto de partida.

Powered by Wikiloc

COMENTARIOS

Añade tu comentario

sergio¡¡¡

09/08/2016
agua¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Luisaña

09/09/2016
Me encanta leeros, como echo de menos esos paisajes de la sierra de Cantabria. Un saludo señores.